Ecografía endoanal y endorrectal

¿Qué es?


La ecografía endoanal y endorrectal es un examen que se realiza en forma ambulatoria, dura aproximadamente 15 o 20 minutos, no produce dolor y no necesita sedación. 


Consiste en introducir por el ano una sonda ecográfica (cilindro de unos 10 milímetros) que abarca los 360º. 

Permite estudiar enfermedades del recto (ecografía endorrectal), lo que requerirá habitualmente el inflado de un pequeño globo dentro del recto y enfermedades del canal anal (ecografía endoanal).


¿Para qué se utiliza?

La ecografía endorrectal es una prueba de gran importancia en el estudio de pacientes con tumores de recto:

  • Se evalúa el grado de invasión de los tumores en la pared rectal 
  • Permite ver la presencia de ganglios linfáticos afectados por el tumor. 
  • Valora la afectación por el tumor de órganos vecinos al recto y ano 
  • Permite diferenciar cánceres en estadios iniciales de otros tumores avanzados en los que están indicadas la radioterapia y/o la quimioterapia. 


En el caso de la ecografía endoanal, es muy útil en el estudio de: 

  • Fístulas y abscesos. Permite la identificación de trayectos fistulosos, la localización de abscesos y su relación con los esfínteres. 
  • Incontinencia fecal, ya que permite visualizar zonas de ruptura del esfínter anal 
  • Dolor anal, buscando la causa que origina el dolor. 
  • Estudio del aparato esfinteriano en pacientes con fisura anal y su confirmación tras la intervención 
  • Es aconsejable en otras patologías como hemorroides, prolapso, rectocele y otras enfermedades de suelo pélvico 

¿Cómo se realiza la exploración?

La exploración se realiza con el paciente tumbado sobre el lado izquierdo y con las piernas dobladas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario